lunes, 26 de septiembre de 2011

Que no acabe la noche vida mía

a Coyu


Que no acabe la noche,
sin haber pronunciado las palabras,
que cambiarán la vida de los hombres,
que empujarán al viento bajo las sábanas.

Que no acabe la noche,
sin haberte estremecido con mis besos;
pon tus labios, dónde yo no pueda verlos,
y me sentirás...
desnuda descansando sobre tu espalda.

Que no acabe la noche,
al embestir la madrugada;
y el sol... nos descubra amalgamados
como la azúcar y la sal;
como el alcohol y el agua.

Que no acabe la noche, vida mía,
que no llegue la mañana!
sin haberme entregado en alma y cuerpo;
sin haberte dicho, que te amaba!


Sinda Miranda

3 comentarios:

gaia56 dijo...

Que no se acabe la noche y la alegría que contagias con tus versos, con tus risueños ojos y tu sabia sonrisa.
Un beso.

barayon dijo...

que bien de siente tanta sensualidad

RAMBAL Ramon Balmaceda dijo...

Hermosa poesia y hermosa voz.

Muchas felicidades.

Rambal